lunes, 27 de agosto de 2012

La Maquina del Tiempo

Esta mañana al despertar, no he podido resistir la tentación de escribir algo en mi blog, me refería  a la idea de poder viajar en el tiempo, una maquina que fuese  capaz de transportarnos a la época pasada que quisiéramos, había elegido los años 40, muy fructíferos para según que cosas, pero muy a mi pesar no seria yo el que viajara en semejante artefacto, el viajero seria el padre de Ruth y José, y la ubicación exacta del destino, cualquier Casa Cuartel de la época. Ni que decir tiene que viajaría con su correspondiente ficha policial totalmente detallada explicando cronológicamente todos los actos realizados por nuestro viajero del futuro. Allí le atenderían personas de una actitud intachable, seguramente el comandante de puesto, santo varón, un poco bruto y violento, algo áspero en sus procedimientos, pero santo varón.
Ahora dejo en vuestra imaginación el final de la historia, me gustaría que alguien me escribiera y me diese una idea de como acabar esta aventura.


viernes, 24 de agosto de 2012

Estado de sitio, por Costa-Gavras.

   Quiero aprovechar este post rendir un pequeño homenaje al colega Waslaico, por cuya mediación llegué a esta película de 1973 que ahora recomiendo, basada en hechos reales difícilmente cuestionables. Sin entrar a valorarla en profundidad, sólo diré que me sorprendió su enorme vigencia. Como aval de esto último, me voy a permitir la transcripción de un fragmento del diálogo que tiene lugar, aproximadamente, a la hora y doce minutos, momento en que el lider del movimiento Tupamaro que interroga al funcionario de la AID secuestrado, (alto funcionario de la CIA en realidad), dice:

   “Ustedes no enseñan a defenderse de las bombas sino a utilizarlas. Son ustedes los que necesitan a los terroristas. ¿Por qué? ¿Qué quieren hacer?”.

   Los minutos subsiguientes, en los que un periodista hace una relación pormenorizada de los persojanes que se reúnen para formar una suerte de gabinete de crisis “en la más alta cumbre”, valen su peso, más que en oro, en realidad histórica.

   A día de hoy, lo que entonces (y aún ahora) querían hacer, es de sobra conocido por todos, como asevera Naomi Klein en su obra “La doctrina del shock” (que existe también en forma de documento gráfico). Aunque una película, como tal, no deja de ser “ficción”, catalogarla de tal manera, sería, en mi caso, pecar de simplista, de escaso conocimiento o de falta de perspectiva.

   Para concluir y dado que el particular dramatismo de la recomendación excede un tanto el propósito general de este blog, me excuso y me permito la licencia de modificarlo... por un día.

   Gracias, colega, por abrirme un poquito más los ojos.
  

domingo, 19 de agosto de 2012

Tránsito del Parapente en Santi-Petri


Foto dedicada al colega Waslaico que es un aficionao a este tema, no es el Transito de Venus pero algo pareció se pudo ver en Santi-Petri

sábado, 18 de agosto de 2012

El Examen

video

Esto si que es un niñato "espabilao", nada más que por eso merece el aprobado.